La empresa invertirá algo más de 70.000 euros en vaciar la antigua discoteca y habilitar las salas para el juego.

Lo que se construyó como una discoteca céntrica y de grandes dimensiones, que ha pasado por periodos en los que ha estado cerrada y otros, abierta, con diferentes nombres y propietarios, se convertirá en breve en una sala de juegos. Será una de las salas de juegos más grandes de Almendralejo y parece seguir la tendencia inicial desde hace poco tiempo, pero que va en aumento sobre este tipo de salas destinadas a los juegos de azar y, en ocasiones, a las apuestas deportivas.

Esta antigua discoteca no es el único local que últimamente se ha reconvertido en sala de juegos en la zona que rodea a la avenida de La Paz, donde más establecimientos hosteleros hay concentrados. En apenas dos años, se han instalado cuatro grandes salas de juegos en Almendralejo, la última, la que abrirá en esta discoteca. En ella desembarcará la mayor empresa dedicada al juego en España, Play Orenes, que ha elegido a Almendralejo para iniciar su negocio en Extremadura, tras una decisión empresarial de expandir el negocio en aquellas comunidades autónomas en las que no tenía presencia.

Noticia de www.sectordeljuego.com