Barcelona se ha convertido con el paso de los años en uno de los destinos más famosos del póker a nivel mundial. La Ciudad Condal es bien conocida en los circuitos turísticos de los grandes touroperadores y ha recibido las mejores recomendaciones en las grandes guías turísticas, pero ha sido la celebración de grandes eventos en Casino Barcelona lo que la ha puesto en el mapa de los jugadores y aficionados al póker. Hace solo un año, cuando Philippe Noble acudió a sus instalaciones en el Puerto Olímpico para disputar la primera etapa del Campeonato de España de Poker, el francés no imaginaba lo que le iba a cambiar la vida.

En aquella ocasión, un imponente field de 776 jugadores llenó al completo las mesas del Main Event del CEP Barcelona 2017, lo que supuso la mayor participación histórica en un evento principal en un circuito que cuenta con 13 años de historia, el más longevo dentro de nuestras fronteras. Cuando entró, Noble jamás había saboreado las mieles de la victoria en un gran evento “pokeril”. Al salir, se había convertido en uno de los rostros más conocidos, y probablemente odiados, entre los jugadores de aquel evento. El galo se embolsó el mejor premio de ese torneo, uno de los más suculentos del CEP en toda su historia, y a pesar de no haber conseguido la gesta de convertirse en Campeón de España, un título que recayó en manos del malagueño José María Echevarne, eso impidió que Noble se convirtiese en uno de los habituales de los torneos más importantes que se disputan en el territorio nacional. Fue ese CEP el que le dio el impulso que necesitaba.

No hay duda de que aquella fue una gesta espectacular, sobre todo si tenemos en cuenta que se convirtió en la primera victoria en vivo de Noble, pero en el póker todo avanza tan rápido que solo un año después el hueco que había conseguido en los anales del CEP podría ocuparlo otro jugador. Tal y como os contamos hace solo unos días, el Campeonato de España de Poker 2018 está listo para ver la luz en Barcelona. El inicio de una nueva temporada traerá consigo algunos cambios sustanciales en su estructura, pero uno de los más destacados es que por primera vez algunas de sus paradas contarán con 5 días de juego en vez de 4, que había sido lo habitual hasta el momento. Tal y como indica la nota de prensa enviada hace solo unos días por la organización: “gracias a la inclusión de un día “1C”, los jugadores tendrán mayores opciones de entrar al Main Event, por lo que la cita podría convertirse en una de la más importantes de nuestra historia”. La estructura de ese evento principal seguirá siendo una de las mejores que se pueden disfrutar en Europa, con 30.000 puntos iniciales y ciegas de 60 minutos desde el primer nivel de juego por un buy-in de solo 500€. Sin embargo, el principal aliciente de esta cita es el importante número de clasificados online, lo que permite a la organización soñar con superar la barrera de los 1000 jugadores.

La oferta de este evento se completará con la disputa de los diferentes paralelos que acompañan al CEP durante todas y cada una de sus paradas. El más destacado volverá a ser el Mini CEP, que recupera su nombre original tras el patrocinio de iFullcommerce en 2017. El año pasado este evento reunió a 259 jugadores y el runner-up de aquel torneo, Javier de Zárate “El Tirantes”, fue finalmente el que terminó consiguiendo el patrocinio para disputar todo el Main Event de forma gratuita, algo que en su caso le permitirá ahorrarse un buena cantidad en buy-ins. El que más puntos obtenga en este paralelo en todo 2018, volverá a conseguir un patrocinio la próxima temporada, y eso por un buy-in de solo 180€+20€. La nómina de side-events se completará con los eventos “8-max” y “Last Chance”, ambos de un solo día de competición.

Además, Casino Barcelona está preparado para ofrecer un sinfín de satélites en los días previos a este evento. En ellos se van a repartir un total de 30 entradas garantizadas, lo que significa que podrían ser más, para disputar la etapa de Barcelona entre el 28 de febrero y el 4 de marzo.

 

Noticia de www.pokernews.com