Los crupieres juegan un papel esencial en el póker. Sin su destreza sería literalmente imposible pasar un buen rato en los casinos, pues, además de repartir las cartas, son los encargados de que todo en la mesa se mantenga en orden, incluyendo las apuestas.

Ser un buen crupier no es nada fácil; es un trabajo que requiere dedicación y esfuerzo, además del desarrollo de habilidades especiales que solo los que han jugado sendos torneos de póker pueden identificar. Entre ellas, podemos mencionar:

5 Consejos de un gran crupier de póker

-Manejo de idiomas.

-Modalidades de póker.

-Trabajo en equipo.

-Atención al cliente.

-Matemáticas.

Manejo de idiomas

El póker es un deporte que tiene fanáticos en todo el mundo. Aunque en las mesas todas las acciones pueden interpretarse utilizando solamente las manos (golpear la mesa para pasar, por ejemplo), el poder comunicarse con jugadores de distintos países es una gran ventaja para un crupier.

En general, con dominar el idioma local del casino y el inglés es suficiente para lograr un buen entendimiento con todos los apostadores en las mesas.

Modalidades de póker

Aunque la modalidad más popular de póker a nivel global es Texas Hold’em, esta no es la única, y lo cierto es que en los casinos los jugadores buscan todo tipo de juegos. Un buen crupier debe conocer todas las normas de Omaha, Stud, entre otros formatos que no solo son distintos para los jugadores, sino para los empleados del casino pues la cantidad de cartas a repartir es distinta y los montos de las apuestas varían en cada caso.

Es interesante anotar que hay eventos llamados “Dealer Choice”, en los cuales se cambia el formato entre manos.

Trabajo en equipo

Aunque en la mesa los crupiers están solos, y usualmente están entrenados para solucionar los inconvenientes que se puedan presentar (problemas de repartición, conteo de fichas, etc.), lo cierto es que hay situaciones en las cuales es necesaria la intervención del director de torneo o de otras personas.

 Lamentablemente en los casinos muchos jugadores no guardan la etiqueta correspondiente, por lo cual también es necesario involucrar al personal de seguridad muchas veces. El crupier, como primer punto de contacto de los apostadores con el casino, debe trabajar de manera coordinada con todas las áreas del sitio para brindar la mejor experiencia posible en las mesas.

Atención al cliente

Como lo dijimos antes, el crupier es la persona que está en contacto directo con los jugadores. Si bien en el póker su función se limita a administrar las cartas y los botes (en otros juegos los apostadores “juegan contra” él), brindar un excelente servicio al cliente es necesario para que los apostadores tengan la mejor impresión del casino.

 Una sonrisa al repartir las manos, trato respetuoso, agilidad, y prontitud en la solución de problemas son claves para ser un buen crupier.

Matemáticas

Por último, pero no menos importante, en cada mano de póker es necesario hacer cálculos matemáticos, cuya complejidad variará dependiendo de la modalidad que se esté jugando. El crupier es el encargado de recolectar las comisiones de la casa, pagar los botes, además de que los jugadores pueden pedir que cuente las fichas para tomar una decisión en la mesa.

Por supuesto, los puntos mencionados anteriormente no son los únicos que debe tener un crupier, sin embargo, son matices de los que debes dominar si quieres repartir las cartas en las mesas de póker más prestigiosas del mundo.

Call Now Button
Abrir chat
1
👋
¿Te gustaría ser croupier?

Entra en www.unasentumanga.com y disfruta de nuestras 4 clases gratuitas.